martes, 17 de marzo de 2009

Desde el arco
que tus cejas son
tus ojos me disparan
al corazón.



Ebrias de sal y mirra
de sábila y sudor
mis manos desde anoche
sueñan contigo Flor.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy lindos tus versos, poeta.

Saludos de Ely tu compañera del taller.

Rafaella dijo...

Gracias mi vida por esos versos tan hermosos, tan hermosos como tú.
Te quiero!!