viernes, 23 de enero de 2009

POR UNA PEDAGOGÍA CORDIAL

El que no me quiera entender
es su libertad

el que me quiera comprender
que me lea

el que me quiera aprehender
que me busque

pero (no hay pero que valga)

el que quiera aprender conmigo
que me encuentre…
escribiendo
soñando
conversando
jugando
preguntando
etc.

3 comentarios:

Kafda dijo...

¿Coqueteando? ¿Cuestionando? ¿Llorando por dentro?

Así fue como te conocí ha tiempo atrás. ¿Te acuerdas?

Un solplido de mi voz.

Kafda dijo...

Perdón, es un soplido de esta Voz Viviente que hace todo lo que puede para seguir siendo eso: viviente.

El que me quiera soplar
que me contemple
primeramente.

Juan Carlos Inti dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.